fbpx

El cura de Baio y otras nueve parroquias de Zas, Francisco Rafael Gómez-Canoura, protagoniza el último escándalo de Twitter.

Ayer por la noche escribió varios tuits que provocaron una respuesta que ha hecho al sacerdote recapacitar y hace unos minutos ha rectificado dejando a cero su cuenta, aunque mantiene su mismo perfil. Señaló que «no está bien escrito y da lugar a interpretaciones».

Fuente