fbpx

El gobierno municipal del Ayuntamiento de Madrid del Partido Popular y Ciudadanos, siempre con la muleta de Vox, ha procedido a retirar las placas con nombres de víctimas del franquismo del Memorial de La Almudena que fueron colocadas antes de su paralización con el objetivo de «unificar el reconocimiento a las víctimas de ambos bandos» durante la Guerra Civil en cumplimiento de lo dictado por el Comisionado de la Memoria Histórica.

Tres operarios han comenzado a retirar este lunes las placas con los nombres de los fusilados por el franquismo en la capital entre 1939 y 1944. La excusa puesta por el Ejecutivo de Almeida es que  el monumento no cumplía las premisas del extinto Comisionado de Memoria Histórica.

En el inacabado Memorial se habían instalado placas con la identidad de un tercio de los 2.936 fusilados republicanos. Las láminas con el nombre de otro tercio permanecían apiladas en la zona por decisión del Ayuntamiento, que decidió parar la obra en julio.

El Memorial fue adjudicado en abril a la empresa Flodi S.L. por 210.000 euros. Las obras comenzaron el 12 de mayo. Cuando el Ayuntamiento las suspendió dos meses después, el 12 de julio, se había completado el 80% del proyecto y apenas quedaban tres semanas para su finalización.

 

El monumento se levanta sobre un antiguo parterre del flanco izquierdo de la puerta de O´Donnell. El objetivo inicial era unir la tapia en la que tradicionalmente se homenajea a los fusilados, entre los que se encuentran Las 13 Rosas, con el Memorial. A pesar de haberlo paralizado, el Consistorio deberá pagar 90.000 euros en honorarios al autor del monumento, el escultor Fernando Sánchez, según informa Europa Press.

Manifestaciones frente a Cibeles

Esta medida ha provocado que tanto Izquierda Unida como colectivos de memoria histórica se manifiesten mañana a las 11 horas frente a Cibeles puesto que a su juicio «la derecha del Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a insultar a las víctimas del franquismo».

La protesta había sido convocada antes de que se conociera la retirada de las placas con los nombres de los fusilados en la capital entre 1939 y 1944. La intención de los manifestantes es exigir al Consistorio la conclusión del memorial en homenaje a las víctimas iniciado durante el pasado mandato. Los trabajos en la estructura permanecen parados desde julio y ayer comenzaron las obras para desmontar las placas con nombres de fusilados.

Fuente: https://spanishrevolution.org/