fbpx

Desigual inicio de la huelga indefinida convocada en las universidades catalanas por el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) en protesta por la sentencia del 'procés'.  Los tres campus de la UPF en Barcelona (Ciutadella, Poblenou y Mar) y el de la UPC en Manresa han amanecido con los accesos bloqueados después de que grupos de estudiantes se quedaran a dormir para asegurar el primer día de huelga. 

Los estudiantes que han acudido esta mañana a estos campus se han encontrado pues con que no podían entrar para hacer clase. Por el contrario, en otros campus, como el de Diagonal de la UB o el de la UAB, la normalidad ha sido la tónica en las primeras horas de la jornada. 

La UPF ha sido una de las universidades más afectadas por los piquetes. En el campus de Ciutadella se han vivido momentos de tensión a primer hora de la mañana, cuando algunos alumnos contrarios a la huelga han saltado las vallas externas del recinto y se han dirigido hacia las puertas del edificio Roger de Llúria, custodiadas por los huelguistas. Julia Moreno, presidenta de S'ha Acabat (que se define como un colectivo de jóvenes que defiende la Constitución y que tiene presencia sobre todo en la Universitat Autònoma) ha explicado que se han coordinado "a través de un canal de Telegram para intentar acceder a la universidad y ejercer el derecho de ir a clase".

Tras unos momentos de forcejeo, los estudiantes en primera fila han permanecido durante largo rato debatiendo sobre la huelga. La discusión ha tenido momentos tensos, como cuando se han oído  gritos de "¡A por ellos!" entre quienes querían entrar, gritos que enseguida han sido silenciados. Pero también se ha podido ver cómo uno de los portavoces del piquete se acababa abrazando con una estudiante que quería ir a clase: "La fraternidad ante todo", decían.  La dirección de esta universidad  ha recomendado, "por seguridad" y ante el "bloqueo total", no acudir al campus.

El debate en primera línea del piquete se extendía también al exterior del campus, donde se han formado corrillos de estudiantes. "Me parece injusto que no se pueda entrar, especialmente por toda la gente que hace un esfuerzo económico para venir a la universidad", decía una alumna de Derecho. A pocos metros, otro estudiante defendía que "cerrar la universidad o cortar carreteras es una manera de avanzar en nuestros derechos". Unos alumnos han colgado un cartel de apoyo a los convocantes donde se leía: "Ni un pas enrere".

Por la evaluación única

El Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans(SEPC) ha convocado la movilización para reclamar a los rectorados la evaluación única y la anulación de todas las actividades evaluables mientras duren las protestas por la sentencia del 'procés'. Jordi Mir, que da clases de Filosofía en la UPF y que esta mañana estaba en el campus de Ciutadella, ha destacado que esta huelga plantea una "novedad histórica, porque reivindica a la vez el derecho a la movilización y a sacarse el curso". Mir ha puesto como ejemplo la Universitat de Girona, donde sí se ha llegado a un acuerdo en este sentido.

Precisamente la UPF ha sido la última en pronunciarse sobre la flexibilización de los sistemas de evaluación en sus centros. Pese a que el pasado 24 de octubre el claustro rechazó la evaluación única, en un nuevo comunicado ha abierto la puerta a utilizar este sistema en las recuperaciones. Una portavoz de los estudiantes del SEPC y la Assemblea Ciutadella que han pasado la noche en la universidad, ha declarado que sus reivindicaciones son: "La evaluación única y que la Associació Catalana d'Universitats Públiques (ACUP) condene la represión y se manifieste a favor de la amnistía y la autodeterminación". Esta tarde tienen previsto celebrar una asamblea para valorar la respuesta del rectorado y decidir si mantienen la huelga indefinida.

En la UB, el rectorado ha dejado en manos de cada facultad la posibilidad de llegar a acuerdos con los estudiantes sobre los criterios de evaluación. De momento, una decena de facultades (Ciències de la Terra, Economía, Educación, Filosofía, Geografía e Historia y Física) han acordado evitar las actividades evaluables hasta el 5 de novembre y permitir la evaluación única. En Farmacia, se han suspendido las actividades de evaluación, las clases prácticas y todas las actividades que supongan la asistencia obligatoria por parte de los alumnos. Hay otras cinco facultades pendientes de tomar una decisión al respecto.

En la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), que este martes ha visto como los accesos a su centro en Manresa amanecían bloqueados, se ha emplazado a que cada facultad llegue a un acuerdo con sus estudiantes.

La UAB y la Universitat Rovira i Virgili celebrarán este miércoles consejos de gobierno para analizar la situación mientras que la Universitat de Girona lo hará este jueves.

Miércoles y jueves, los institutos

El SEPC también reclama a las universidades que se posicionen públicamente tanto sobre la sentencia como ante la "represión sufrida por parte de los jóvenes y los estudiantes" durante las protestas. Consideran "insuficiente" el manifiesto que han aprobado los claustros.

A la huelga indefinida de los universitarios se sumarán el miércoles y el jueves, 30 y 31 de octubre, los alumnos mayores de 16 años de los institutos catalanes.  

Fuente: https://www.elperiodico.com