fbpx

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) no aprecia "ningún impacto" en el empleo como consecuencia del alza del Salario Mínimo (SMI) a 900 euros aprobado por el Gobierno hace cuatro meses, tras haber realizado un análisis provisional.

Así lo han señalado fuentes de la Autoridad Fiscal que, tras cuatro meses desde la subida del SMI a 900 euros y después de haber realizado un análisis "provisional" y sin microdatos "de calidad", ha concluido de los datos sectoriales y macro agregados que no se aprecia "ningún impacto negativo" a corto plazo por dicho incremento salarial.

Aunque ve necesario continuar analizando la evolución del mercado de trabajo, ha constatado que en las CCAA donde son más sensibles a posibles impactos negativos no se detecta un comportamiento más desfavorable del empleo. De hecho, ve "factibles" los objetivos del Ejecutivo de reducir la tasa de paro al entorno del 10% en 2022 recogidos en el Programa de Estabilidad remitido por el Gobierno a Bruselas la semana pasada.

De esta forma, fuentes del organismo han reconocido que se pasaron de "negativos" en sus previsiones sobre el impacto del alza del Salario Mínimo en el empleo este año, que hace unos meses cifraron en entre 40.000 y 125.000 empleos menos.

Programa de Estabilidad

De otro lado, la AIReF ve "muy ajustada" la reducción del déficit de 2,5 puntos del PIB en cuatro años prevista por el Gobierno en su Plan de Estabilidad, por lo que considera "factible" el cumplimiento hasta 2021 e "improbable" por un "estrecho margen" en 2022, cuando el desajuste sería de cinco décimas, en lugar del equilibrio presupuestario previsto por el Ejecutivo.

El Programa de Estabilidad proyecta una progresiva reducción del déficit desde el 2,5% registrado en 2018 hasta el 2% este año, el 1,1% en 2020, el 0,4% en 2021 y una situación de equilibrio en 2022 que, en los dos últimos casos cuestiona la AIReF, ya que cree que hay medidas referidas a la Seguridad Social este año y sobre nuevos impuestos el que viene, así como "un poquito" por el lado de gastos, pero no están explicadas para el resto de ejercicios.

Así se desprende de su informe sobre la actualización del Programa de Estabilidad 2019-2022 remitido por el Gobierno a Bruselas, que avala el cuadro macroeconómico que sustenta el Programa de Estabilidad y lo ve "prudente" en su conjunto, con un crecimiento previsto por el Gobierno para 2019 del 2,2%, del 1,9% en 2020 y del 1,8% en 2021 y 2022.

De hecho, la AIReF augura un avance del PIB del 2,3% este año, ya que augura para los próximos trimestres un crecimiento similar al de los primeros meses, en un contexto en el que los riesgos "evidentes" de desaceleración en Europa podrían estar "disipándose" y con un equilibrio macroeconómico "mucho mejor" que en ciclos anteriores por el superávit exterior, entre otros factores.

"Lo lógico es que, en la medida en que no hemos acumulado desequilibrios macro importantes, más allá del tema fiscal y la tasa de paro estructural, haya un ciclo de recuperación probablemente suave", han resaltado fuentes de la AIReF, que esperan un cierto margen de recuperación del consumo y de la construcción, frente a las previsiones "más conservadoras" del Ejecutivo. La AIReF calcula que la demanda interna se acelerará y el sector exterior restaría una décima este año y en 2022 y hasta dos décimas en 2020 y 2021, y ve como el principal riesgo para España una crisis de deuda en Italia.

Fuente: https://www.publico.es/economia/previsiones-autoridad-fiscal-no-ve-impacto-subida-smi.html