fbpx

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sancionado a cuatro bancos por concertarse para ofrecer derivados de tipos de interés en condiciones distintas de las pactadas con los clientes, en las que se especificaba que se contratarían en “condiciones de mercado”. Los bancos pactaban precios ficticios de esos derivados para encarecer el precio final y obtener un mayor margen al venderlo al cliente final.

La investigación ha puesto de manifiesto que las entidades de crédito se ponían de acuerdo antes de realizar la oferta al cliente para fijar unas condiciones alejadas de las que se habían comprometido a proporcionar, dando a la vez la imagen de que cada una estaba consultando las condiciones de mercado.

Cuatro de los mayores bancos de España han sido multadas por competencia con 91 millones de euros en total. La mayor de las sanciones ha ido para Caixabank con 31,8 millones de euros. El Banco Santander tendrá que pagar 23,9 millones de euros. El BBVA 19,8 millones y el Banco Sabadell 15,5 millones.

Los hechos sancionados suponen una infracción muy grave del artículo 1 de la Ley 15/2007, y del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea durante al menos diez años, desde el 2006 hasta 2016.

Los hechos se investigaron a raíz de una denuncia presentada por una empresa dedicada a la promoción, construcción y explotación de parques e infraestructuras eólicas. Además, durante la investigación se tuvo acceso a la documentación aportada por otras 22 empresas, correspondiente a 43 operaciones de derivados asociados a créditos sindicados contratados entre 2006 y 2016 para la financiación de proyectos. 

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/