fbpx

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han alcanzado un acuerdo para formar un Gobierno de coalición en el que el líder de Unidas Podemos ocupe la vicepresidencia. El documento conjunto que confirma ese pacto señala que los detalles se conocerán en los próximos días, pero fija una serie de "ejes prioritarios de actuación del gobierno progresista" en los que están de acuerdo PSOE y Unidas Podemos.

Entre esos ejes están combatir la precariedad laboral, proteger los servicios públicos -entre los que se cita la educación, la sanidad y la dependencia-, garantizar las pensiones y la vivienda "como un derecho y no como mera mercancía". El acuerdo alcanzado este martes se basa en el pacto para los presupuestos que firmaron ambas formaciones en octubre de 2018, y que recoge entre otras cosas la lucha contra las casas de apuestas.

El acuerdo incluye en uno de sus puntos la lucha contra el cambio climático y el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, así como a los autónomos. El texto recoge otra de las normas sobre las que ha habido consenso en el Congreso: una ley de muerte digna y a la eutanasia. El pacto habla también de asegurar la cultura como derecho y fomentar el deporte.

El séptimo punto está dedicado enteramente a las políticas feministas y alude a la necesidad de "garantizar la seguridad, la independencia y la libertad de las mujeres a través de la lucha decidida contra la violencia machista", con referencias también a la igualdad retributiva y los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles.

El octavo es para Catalunya. Señala la necesidad de garantizar la convivencia y "la normalización de la vida política". "Se fomentará el diálogo en Cataluña, buscando fórmulas de entendimiento y encuentro, siempre dentro de la Constitución", añade el texto. Hay referencias también a la España vaciada y el acuerdo finaliza con un compromiso por la "justicia fiscal y el equilibrio presupuestario".

Este es el texto del acuerdo:

El PSOE y Unidas Podemos hemos alcanzado un preacuerdo para conformar un Gobierno progresista de coalición que sitúe a España como referente de la protección de los derechos sociales en Europa, tal y como los ciudadanos han decidido en las urnas.

Ambas formaciones comparten la importancia de asumir el compromiso en defensa de la libertad, la tolerancia y el respeto a los valores democráticos como guía de la acción de gobierno de acuerdo con lo que representa la mejor tradición europea.

Los detalles del acuerdo se harán públicos en los próximos días. Actualmente, estamos avanzando conjuntamente en una negociación encaminada a completar la estructura y funcionamiento del nuevo gobierno que se regirá por los principios de cohesión, lealtad y solidaridad gubernamental, así como por el de idoneidad en el desempeño de las funciones.

Los ejes prioritarios de actuación del gobierno progresista de coalición se centrarán en dar respuesta a los principales retos que tiene ante sí la sociedad española en su conjunto:

1.- Consolidar el crecimiento y la creación de empleo. Combatir la precariedad del mercado laboral y garantizar trabajo digno, estable y de calidad.

2.- Trabajar por la regeneración y luchar contra la corrupción. Proteger los servicios públicos, especialmente la educación – incluyendo el impulso a las escuelas infantiles de cero a tres años-, la sanidad pública y la atención a la dependencia. Blindaje de las pensiones de nuestros mayores: asegurar la sostenibilidad del sistema público de pensiones y su revalorización conforme al coste de la vida. La vivienda como derecho y no como mera mercancía. Apostar por la ciencia como motor de innovación económica y dignificar las condiciones de trabajo del sector. Recuperar talento emigrado. Controlar la extensión de las casas de apuestas.

3.- Lucha contra el cambio climático: la transición ecológica justa, la protección de nuestra biodiversidad y la garantía de un trato digno a los animales.

4.- Fortalecer a las pequeñas y medianas empresas y a los/as autónomos/as. Impulsar la reindustrialización y el sector primario. Facilitar desde la Administración las bases para la creación de riqueza, bienestar y empleo, así como el impulso digital.

5.- Aprobación de nuevos derechos que profundicen el reconocimiento de la dignidad de las personas como el derecho a una muerte digna, a la eutanasia, la salvaguarda de la diversidad y asegurar España como país de memoria y dignidad.

6.- Asegurar la cultura como derecho y combatir la precariedad en el sector. Fomentar el deporte como garantía de salud, integración y calidad de vida.

7.- Políticas feministas: garantizar la seguridad, la independencia y la libertad de las mujeres a través de la lucha decidida contra la violencia machista, la igualdad retributiva, el establecimiento de permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, el fin de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la elaboración de una Ley de igualdad laboral.

8.- Revertir la despoblación: apoyo decidido a la llamada España vaciada.

9.- Garantizar la convivencia en Cataluña: el Gobierno de España tendrá como prioridad garantizar la convivencia en Cataluña y la normalización de la vida política. Con ese fin, se fomentará el diálogo en Cataluña, buscando fórmulas de entendimiento y encuentro, siempre dentro de la Constitución. También se fortalecerá el Estado de las autonomías para asegurar la prestación adecuada de los derechos y servicios de su competencia. Garantizaremos la igualdad entre todos los españoles.

10.- Justicia fiscal y equilibrio presupuestario. La evaluación y el control del gasto público es esencial para el sostenimiento de un Estado del bienestar sólido y duradero.

Fuente: https://www.eldiario.es/