267F3A05 5E7E 4602 A825 2659FA9AB57E 750x377

Se avecina un otoño económico caliente en base a una serie de dinámicas que inciden de manera directa en la carestía de productos estratégicos como la energía, las materias primas y la vivienda, dificultando aún más la ya de por sí precarizada reproducción de nuestras vidas. Si bien alguna de estas dinámicas podría tener un carácter coyuntural y contextualizado, otras parecen ser la semilla de posibles estallidos futuros, tanto ecológicos como financieros, dentro de la crisis global en la que estamos sumidos.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario