"Durante el régimen franquista, situación caracterizada por la estrecha relación entre el Estado y la Iglesia católica". Así define la RAE el significado de la palabra nacionalcatolicismo. Lo hace acotando el concepto a los cerca de 40 años de dictadura franquista en España. Sin embargo, diferentes voces han sostenido que esa "estrecha relación" entre "el Estado y la Iglesia católica" no desapareció tras la Transición a la democracia. El teólogo Juan José Tamayo, por ejemplo, ha defendido ampliamente que en la democracia española el nacionalcatolismo "no acaba de morir y el laicismo no acaba de nacer". 

La situación se ha vuelto más grave, no obstante, en los últimos meses.

El Parlament aprobó ayer, por el martes, la ley de Memoria y Reconocimiento Democráticos de Baleares en el que se incluye la necesidad de establecer, en el plazo de un año, un censo de elementos franquistas para proceder a su retirada o eliminación. Asimismo, la nueva ley recoge un régimen sancionador para acciones u omisiones que supongan incumplimiento de las obligaciones establecidas en la misma que comportan sanciones de entre 200 y 150.000 euros. Por ejemplo, se contemplan sanciones de hasta 10.000 euros por el enaltecimiento o exhibición de símbolos franquistas. 

Asimismo, el artículo 26 contempla que el Govern no subvencionará, bonificará ni prestará ayudas públicas a quienes hayan sido sancionados, así como tampoco ofrecerá ayudas que tengan por objetivo atentar o tolerar prácticas contrarias a la normativa.

El Defensor del Pueblo cuestiona la orden emitida por el Ministerio de Defensa para que la bandera de España ondee a media asta por la muerte de Cristo. En relación a esta decisión, Francisco Fernández Marugán asegura que "es más adecuado a la lógica de un Estado aconfesional prescindir de unos honores fúnebres militares con elementos de marcado significado religioso".

Fernández Marugán desmonta la argumentación que ha utilizado el departamento de María Dolores de Cospedal para justificar la legalidad de la instrucción emitida para que la enseña nacional ondee en Semana Santa en las unidades militares y en el Ministerio de Defensa. Por un lado, el Defensor recuerda que el Real Decreto 684/2010 por el que se aprueba el reglamento de honores militares, promulgado por Carme Chacón,

La cuenta de la Fundación de Francisco Franco es inaccesible desde Alemania. El motivo es muy sencillo: la legislación alemana considera, simplemente, que el contenido que publica una incitación al odio, por lo que debe ser bloqueado de la red social. 

Uno de los primeros en darse cuenta ha sido el periodista Antonio Maestre, que ha compartido enun tuit. Lo hemos comprobado y en efecto, al buscar desde una dirección web alemana, el acceso a la cuenta de Twitter de la Fundación Francisco Franco resulta imposible, cosa que no pasa en España desde donde se pueden leer sin problemas todos y cada uno de los tuits que comparte y publica la organización. 

El PP, el PSOE y Ciudadanos han rechazado este martes en el Congresoabrir la puerta a una reforma de la ley de Amnistía de 1977 para que se puedan juzgar en España los crímenes del franquismo porque, a su juicio, la irretroactividad que establece la Constitución, haría imposible sentar en el banquillo a sus responsables. Además, han acusado a los promotores de esta iniciativa de pretender “tergiversar la historia” y de “demoler” una de las normas que fue “pilar” de la Transición.

Así lo han puesto de manifiesto durante el debate de toma en consideración de la proposición de ley de Podemos, sus confluencias, ERC, PNV, Bildu, Compromís, PDeCAT y Nueva Canarias, que ha tenido lugar en el pleno del Congreso y que han seguido desde la tribuna de invitados miembros de asociaciones memorialistas y de víctimas del franquismo.