La monarquía sigue siendo la opción preferida por los españoles, pero tiene ya menos del 50% de apoyos y los partidarios de la república han aumentado, de manera que casi igualan a los primeros. Este es el principal resultado del panel especial elaborado por Electomanía en colaboración con CTXT en el que consultamos lo que el CIS no se atreve a preguntar desde hace algunos años: la preferencia de los españoles sobre el modelo de Estado y su valoración de la Familia Real. El estudio se ha realizado a partir de una muestra de 2848 respuestas mediante panel online, a lo largo del territorio nacional, y durante un trabajo de campo entre el 17 y 22 de julio de 2018.

Es una monarquía corrupta, heredera de todos los males de los Borbones”, explica a Público Luis Gimeno Lopesinos, uno de los propulsores de la consulta popularque pretende dar voz a los ciudadanos madrileños para que decidan sobre la forma de estado del país. Una cuestión que se está impulsando también en este diario, y que reúne ya más de 80.000 firmas a favor de un referéndum.

¿Monarquía o República? Eso es lo que se pretende preguntar el primer fin de semana de diciembre en barrios de Madrid como Aluche, Arganzuela o Vicálvaro y localidades de la Comunidad como Alcobendas, Leganés, Parla, Getafe y San Sebastián de los Reyes.

El catolicismo, tan importante en España, inventó la confesión para borrar el pecado. Además, y para no dejar nada al albur, blindó ese momento con un vínculo de secreto obligado que ha dejado impunes muchos delitos a lo largo de la historia. La cosa se complica, más por miedo que por arrepentimiento, cuando el perjuicio ocasionado a terceros es compartido por varios culpables.

El 18 de noviembre de 2016 descubrimos como se había gestado uno de los principales pecados originales de nuestra Primera Transición.

La demanda de servicios religiosos a la Iglesia católica ha sufrido un notable retroceso en España a lo largo del último decenio. Así lo ponen de manifiesto las memorias de actividades que la Conferencia Episcopal publica anualmente.

Ese retroceso se pone de manifiesto en el número de sacramentos impartidos (bautizos, comuniones, bodas…). El dinero público destinado a financiar esta confesión religiosa a través de la asignación tributaria ha subido mientras tanto.

El grupo cristiano de Reflexión-Acción de la Diócesis de Cádiz-Ceuta, formado por militantes de diversas organizaciones como HOAC., Justicia y Paz, Comunidades Cristinas Populares, Comunidades laicas marianistas y Comité Óscar Romero de Cádiz, ha remitido un comunicado a PORTAL DE CÁDIZ, en el que manifiestan lo siguiente:

En el año 2013 entregamos una carta a nuestro obispo, después de reflexionar durante todo el año sobre la Doctrina Social de la Iglesia, del Concilio Vaticano II y otros documentos de la Iglesia, preocupados por la situación  social de nuestra ciudad y de la diócesis,