No ha habido acuerdo. No ha habido readmisión. Habrá huelga. Después de días de incertidumbre, reuniones, asambleas, telefonazos y amagos de acuerdo, empresa y trabajadores salieron ayer de la sede de conciliaciones del Departament de Treball en direcciones opuestas. Tras el convulso conflicto de la estiba, vuelve la guerra laboral al Puerto, y esta vez es el turno de los amarradores. La Confederación Nacional del Trabajo (CNT) ha convocado una huelga de 72 horas para los días 15, 16 y 17 de este mes, a raíz del despido de tres de sus afiliados en la empresa Mooring Port Services SA. 

Mooring es una de las dos empresas del puerto que se encarga del servicio de amarre y desamarre, es decir, de la sujeción mediante cabos de los buques que atracan en los muelles barceloneses.

La sindicalista española ha fallecido a los 90 años en Madrid según ha informado CC.OO en su cuenta de Twitter. Samper comenzó su militancia en las Juventudes Socialistas Unificadas con tan solo 12 años y dos años después se afilió al Partido Comunista gracias a un hermano de Santiago Carrillo.

Como militante, Samper participó en la distribución de España Popular, una revista clandestina de la época franquista. También creó una cooperativa dedicada a la fabricación de zapatillas para mantener a sus dos hijos: Marcel y Yenia. Junto a otras mujeres comunistas, impulsó en 1965 el Movimiento Democrático de Mujeres, cuyo objetivo fue el de ayudar a mejorar las condiciones de los presos políticos.

El mayor fraude laboral en la historia de España comienza a resquebrajar al gobierno de Mariano Rajoy, que aún no ha diseñado un plan detallado para hacer frente a las condenas por fraude de ley que se avecinan.

Las primeras sentencias judiciales demuestran que el gobierno contrató en fraude de ley centenares de miles de interinos, que han trabajado por períodos mucho más extendidos de los que marca la ley. Y las responsabilidades no sólo afectan al gobierno central sino también a los autonómicos y a los ayuntamientos de todo signo político.

El Ejecutivo (y el resto de administraciones) ha abusado de la contratación de interinos para prorrogar la convocatoria pública de empleo durante los años de crisis. Pero parte del fraude se remonta también a gobiernos anteriores.

Los trabajadores del sector del metal alemán, que la semana pasada fueron a la huelga en unas 80 plantas eléctricas y metalúrgicas bajo la dirección del mayor sindicato del país, el IG Metall, han logrado una subida salarial del 4,3% y mejoras sustanciales en sus jornadas para la conciliación familiar.

Tras arduas negociaciones con la patronal, el acuerdo mejorará las condiciones de millones de trabajadores de la ‘locomotora’ europea. No en vano estos paros han representado la mayor oleada de huelgas en Alemania desde 1984, cuando se peleó por reducir la jornada de 40 a 35 horas.

Más de tres décadas después, lostrabajadores reclaman comenzar a ser parte de los tres años de beneficios y superávit de Alemania tras la crisis económica, por lo que el jueves pasado iniciaron paros de 24 horas

Las madres trabajadoras están sufriendo especialmente las consecuencias del ERE de los servicios centrales de los bancos Santander, Popular y Pastor, en el que están proliferando las peticiones de salida voluntaria de empleadas con reducción de jornada por cuidado de hijos, según coinciden en denunciar los sindicatos CGT (Confederación General del Trabajo) y CIG (Confederación Intersindical Galega), mientras fuentes oficiales del grupo Santander declinan pronunciarse sobre el desarrollo del proceso de despido colectivo.

“La voluntariedad siempre ha sido algo que va entre comillas. Es cierto que hay gente que se apunta como voluntaria a un ERE, pero casi siempre es gente que el banco considera descartable y a menudo lo hacen después de que la empresa les sugiera que se acojan a las bajas incentivadas”, explica Juan José Paredes, responsable de la sección sindical de CGT en Banco Santander.