Las horas extraordinarias pagadas han aumentado este primer trimestre de 2018 y han superado a las no pagadas por primera vez en este periodo desde 2011. El número de horas extra remuneradas o compensadas en descanso se situó en las 3,6 millones de horas a la semana, según los datos recogidos por la EPA. Esta cifra, no obstante, es un 44% inferior a la registrada en 2008. Si comparamos las no pagadas, la caída solo es del 27%. "Para nosotros no es preocupante que no se recuperen las horas extra trabajadas, es preocupante que un porcentaje muy elevado de esas horas no se paguen ni se compensen", Luis Zarapuz, miembro del gabinete económico de Comisiones Obreras.

En septiembre de 2016 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dicta una sentencia que reconoce que los trabajadores temporales interinos tienen derecho a indemnización en caso de extinción de contrato al igual que los trabajadores del sector privado.

La llama la encendió una extrabajadora interina del Ministerio de Defensa que denunció la exigencia de una indemnización por despido objetivo como el resto de trabajadores. El caso de esta trabajadora no es el único. Hay más de 700.000 trabajadores en esta situación, un tercio de ellos con una antigüedad superior a seis años.

El comercio mundial ha sufrido una amplia expansión a lo largo de las décadas pasadas, alimentado por una rueda imparable de producción y consumo. Según el Panel Internacional de los Recursos, un organismo dependiente del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, entre 1980 y 2010 el volumen comercial se duplicó, y su valor económico se multiplicó por seis. Si en lugar de fijarnos en los intercambios directos de bienes de consumo, nos fijamos en los requerimientos de materias primas, es decir, en la cara física del comercio contabilizado en toneladas, vemos que este moviliza una cantidad de materiales muy superior a lo que los intercambios comerciales directos nos indican.

Ni la multinacional francesa Carrefour ni la subcontrata de limpieza para la que trabajaban se quiere hacer cargo de la responsabilidad por el despido de diez trabajadoras que limpiaban el centro de Leganés.

Tres semanas de concentraciones en la puerta, medio mes de huelga, incertidumbre, vulneraciones de derechos y un gran apoyo vecinal. Las trabajadoras del servicio de limpieza del Carrefour de Plaza Nueva (Leganés, Madrid) han dado la batalla pero no han conseguido mantener sus puestos de trabajo y hoy el centro comercial impedía su acceso. “No nos han dejado entrar. Solo nos han dejado ir a las taquillas para recoger nuestras cosas.

El coste laboral del Estado Español español es un 30% inferior a la media de la eurozona, permanece estancado desde 2012 y sólo ha crecido 10 céntimos en 2017. El coste salarial por hora en Dinamarca es 42’5 euros, mientras que el del español es de sólo 21’2 euros.

España se encuentra un 30% por debajo de la UE en materia de costes laborales por hora. En el año 2017 esta cifra se incrementó un 0,5% hasta 21,2 euros mientras que la media de la zona euro crecía un 1,9% con 30,3 euros. El Estado Español es el décimo país con mayores costes laborales entre los 19 que conforman la eurozona, según la Oficina Europea de Estadística (Eurostat).