Desde la década de los 80 estamos asistiendo a un proceso de redefinición del sistema capitalista que pretende imponer unas nuevas reglas de juego en el sistema económico actual. Con la llegada de Margaret Thatcher y Ronald Reagan a los gobiernos de Inglaterra y Estados Unidos respectivamente, asistimos a una avalancha de políticas que giraban en torno a la desregulación de los mercados, reducción del gasto público y al fomento de la apertura de las economías al comercio exterior, que contribuyeron a definir las reglas de juego a nivel económico mundial y a que las grandes empresas transnacionales se convirtieran en las grandes protagonistas de la economía globalizada.

Para muchas mujeres argentinas el primer 'Ni Una Menos', en 2015, fue un despertar. El zumbido en la oreja. El chasquido de unos dedos frente a los ojos. Fue una revelación.

Comenzaba ese año y los cuerpos de víctimas de feminicidios en la Argentina se amontonaban como expedientes viejos y olvidados. No había datos 

oficiales, pero según La Casa del Encuentro, una asociación civil que recopilaba los casos publicados por los medios, se calculaba que una mujer era asesinada cada 30 horas. La furia y la tristeza se colaban en las redes sociales y en las charlas de café.

En su habitual entrevista de todos los  lunes en la emisora uruguaya "Radio Centenario", el conocido sociólogo estadounidense James Petras manifestó que estaba plenamente convencido de que Italia va ser el país  que presione al resto de los gobiernos europeos para el establecimiento  de una política de expulsión sistemática de  los emigrantes que están llegando a la UE.

"El gobierno italiano no sólo está tratando de que no se reciban a nuevos emigrantes, sino  que intenta además que se incremente la tasa de expulsiones. En realidad, el nuevo ejecutivo italiano, junto con el danés y otros países, ya están procediendo a la expulsión por su cuenta de migrantes africanos y, particularmente, de aquellos que tienen como punto de procedencia  Oriente Medio".

Por tercer año consecutivo, la esperanza de vida en Estados Unidos ha disminuido de manera alarmante. Es lo nunca visto antes.

En 1960 los estadounidenses tenían una esperanza de vida más alta (más de 2 años) que el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En la década de 1980, comenzaron a perder terreno por debajo de la media. Hoy en día, esta esperanza de vida es de un año y medio menos.

En el escalafón mundial, Estados Unidos ocupa el puesto 35. A modo de comparación, un niño nacido allí hoy en día podría esperar vivir 79 años, en comparación con 82 años en Francia.

Tras más de 22 horas de debate, la Cámara de Diputados aprueba la Ley IVE, que ahora se encuentra en manos del Senado. 125 diputados han votado en contra. Argentina está un paso más cerca de hacer historia en el feminismo.

La Cámara de Diputados ha dado el sí a la legalización y despenalización del aborto, con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención. Un diputado estaba ausente. A las 9.45 horas (hora argentina) de este jueves, los 257 diputados votaban en el Congreso de la Nación. Han sido más de 22 horas de debate, en el que las voces de aquellos diputados y diputadas que abogan por el derecho a decidir y aquellos que se denominan “pro-vida” intentaban convencer a los indecisos.

El 7 de junio, miembros de la milicia fascista Druzhyna destruyeron un campamento gitano en el parque Holosiyivskiy de Kiev.

Druzhyna es una milicia formada en enero por veteranos nazis del Batallón Azov que ejercen labores parapoliciales al amparo del gobierno de Kiev.

El ataque es el cuarto incidente de este tipo provocado por los milicianos fascistas en las últimas seis semanas.

Los fascistas atacaron el campamento a primera hora de la mañana e intimidaron a una mujer que vivía allí. La escena fue filmada por el grupo y publicada en su página de Facebook.

Las fuerzas de guerra israelíes han matado a más de 3000 niños palestinos desde el año 2000, revela un reciente informe.

Según ha informado este jueves la página web Middle East Monitor (MEM) citando un informe recientemente publicado por el Ministerio de Información Palestino, las fuerzas de guerra israelíes han matado en los últimos 17 años a más de 3000 niños, además de dejar heridos a más 13.000 menores de edad.

Las cifras también indican que en total detuvieron a más de 12.000 niños —mientras que en la actualidad mantienen encarcelados a unos 300—, de los cuales un 95 % ha sido víctima de agresiones y torturas en interrogatorios.