Los aviones de combate de Arabia Saudí bombardean el depósito del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Yemen.

El portavoz del PMA, Herve Verhoosel, dijo el viernes que los trabajadores humanitarios, la infraestructura y el suministro de alimentos han sido atacados en la ciudad portuaria de Al-Hudayda (oeste de Yemen) en los últimos días.

En este contexto, la cadena de televisión yemení Al Masirah subrayó que los ataques ponen en peligro programas de asistencia a los residentes de Al-Hudayda.

El Pentágono ha desplegado a sus científicos en 25 países y les ha concedido inmunidad diplomática para investigar virus, bacterias y toxinas mortales en laboratorios militares fuera del territorio de Estados Unidos en un programa presupuestado en 2.100 millones de dólares, denominado Programa de Compromiso Biológico Cooperativo (CBEP).

El programa lo financia la Agencia de Reducción de Amenazas de la Defensa (DTRA) y las instalaciones se ubican en países de la antigua Unión Soviética, como Georgia y Ucrania, así como Oriente Medio, el sudeste Asiático y África.

No hay paraguas que frene esta lluvia. Cuando los niños de Yemen miran al cielo, rezan para que haya nubes y no aviones con bandera saudí. La monarquía árabe se ha convertido en la peor pesadilla para quienes han tenido la desgracia de nacer en territorio yemení, un suelo golpeado diariamente por la coalición militar que lidera Arabia Saudí. A pesar de todo (incluso de los cerca de tres mil niños que según Naciones Unidas ya han muerto por esos bombardeos), España mantiene unos negocios privilegiados con los máximos responsables de esta matanza.

El ejemplo más cercano está en el puerto de Santander.

La deslocalización definitiva de varias líneas de producción de una multinacional danesa en España, permite verificar que Argentina, se ha convertido en una referencia mundial para el principal objetivo del neoliberalismo: el beneficio empresarial a costa de lo que fuere. Para eso requiere especiales condiciones de los lugares donde radica sus plantas.

Generalmente, se prefiere la nula intervención pública ( salvo facilidades fiscales o subvenciones), y el menor coste de la mano de obra. Al parecer el gobierno de  Mauricio Macri reúne esas condiciones para el lucro sin fronteras.

La empresa industrial VESTAS, 

En cualquier ambiente de corrupción y malas prácticas sistemáticas aparecen naturalmente filtradores. Pero rara vez podemos ver el rostro humano que hay detrás de estos actos de valentía, mucho menos saber el coste psicológico que conlleva ser un engranaje más de la máquina de un sistema que saben que es injusto.

Y es exactamente eso logra el director Stephen Maing en Crime + Punishment, su más reciente documental sobre 12 policías, todos afroamericanos, que se enfrentaron al sistema ilegal y secreto de cuotas del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD). Su trabajo sirvió para una demanda colectiva contra el departamento por su práctica de presionar a los agentes a presentar

La señal definitiva de que algo no iba bien entre las divisas de los países emergentes la dio la lira turca en julio. Varias sacudidas y la puntilla en forma de aranceles por parte de EE UU al acero y aluminio de Turquía acabaron llevando en agosto a su moneda a su mínimo histórico respecto al dólar. Eso, para un país con un fuerte endeudamiento en dólares y un preocupante déficit por cuenta corriente, es el inicio de un complicado círculo vicioso. Y la lira no es la única divisa emergente que pierde el paso. El epicentro de esta crisis está en Ankara, pero las reverberaciones llegan a Argentina, Sudáfrica, Brasil, Rusia e India.

En lo que va de año, la lira turca se ha dejado casi un 40% de su valor.

CNDH dio a conocer un informe sobre la violencia que viven los periodistas y reporteros en México

En el marco de la campaña “Con violencia no hay libertad de expresión” la Comisión Nacional de Derechos Humanos, dio a conocer un informe sobre la violencia que viven los periodistas y reporteros en México, entre el año 2000 y marzo de 2018, 138 periodistas han sido asesinados en México, de los cuales 14 son mujeres.

¨Es tan solo una parte del complejo panorama que enfrentan los derechos humanos, crítico panorama… Nuestro país demanda acciones urgentes”. Luis Raúl González Pérez/presidente CNDH