fbpx

Puede parecer fuerte el título de este escrito, pero con el transcurso del tiempo y salvando las distancias de la época y de la situación democrática, se hace necesaria una reflexión en este sentido.

Recordemos que esta historia comienza de forma evidente en la diada de 2013 donde se generó una cadena humana independentista que en el 2013 recorrió todo el territorio catalán, no había habido ningún precedente y esto con la derecha catalana –antigua CIU- en unas condiciones de declive, hundimiento y con sus sedes embargadas por los casos de corrupción.

Los paralelismos según avanza el tiempo se hacen más evidentes.

Movimiento Nacional vs ANC

Recordemos el fuerte nacionalismo español del “movimiento nacional” que definió Torcuato Fernández-Miranda. “El Movimiento Nacional es la comunión de los españoles en los ideales que dieron vida a la Cruzada y constituyen el Movimiento social y político de esa integración.”

Traslademos estos conceptos a la actual Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), movimiento nacionalista catalán que fue descrita por Guillem Martínez como un “movimiento civil vertical que ofrece una sensación de horizontalidad, pero que en realidad repite consignas gubernamentales”. De hecho se ha convertido en un lobby de poder al que los partidos políticos independentistas no se atreven a desobedecer, (al menos abiertamente).

Su función es expandir los criterios y argumentos independentistas a todos los rincones de Cataluña intentando controlar a todos los estamentos de la misma.

Rojos y masones VS Fachas

El franquismo siempre desacreditó y/o purgó a todos aquellos que se posicionaban contra el movimiento nacional o contra el franquismo mismo, cualquier acto de cierta relevancia informativa o presencial siempre era considerado como un ataque de las “hordas judeo-masónicas-marxistas”.

En el caso catalán que nos ocupa sucede algo parecido pero con el apelativo de “fachas”, aquí entramos absolutamente todos los que no seguimos sus consignas, a veces contradictorias del llamado “Procés”, a veces fuera de la realidad. Incluidos los que luchamos por la III República española como marco de integración de una posible república catalana, tengamos en cuenta su capacidad para pervertir las palabras, según ellos España es fascista y el procesismo es la lucha por “la libertad y la democracia”.

El odio al diferente cohesiona a los procesistas y delimita la frontera moral que lleva a considerar extranjeros a los no procesistas en su propia tierra.

Nacional-Catolicismo Vs Nacional-Procesismo

El franquismo siempre se apoyó en una religión para fijar su movimiento, una religión como la católica que amansara al pueblo y ofreciera la otra mejilla.

He aquí que lo que comenzó en Cataluña como un intento nacionalista de  soberanía ilimitada y después de que sus líderes reconocieran que se trataba de un farol, con informaciones falsas sabiendo que eran falsas, quedaron atrapados por las expectativas creadas en la población independentista  sin capacidad de dar marcha atrás, es decir, huida adelante creando conflicto permanente que mantenga a la gente dispuesta a continuar como acto de fe con esta nueva religión, coloquialmente los “abducidos”, gente transversal de arriba abajo, manteniendo argumentos ya demostrados como inútiles, incluyendo a aquellos compañeros de izquierdas que piensan que la revolución comienza con la república Catalana, han conseguido sus propios santos en Bruselas y mártires en prisión gracias a la colaboración del nacionalismo español. 

Ley Orgánica VS ley de desconexión

La Ley Orgánica del Estado (1966) fue promulgada durante la tercera etapa de la dictadura franquista. Junto con las otras siete leyes fundamentales del régimen se consiguió el proceso de institucionalización del régimen franquista.

La institucionalización del procesismo tuvo lugar durante los días 6 y 7 de Setiembre de 2017, con la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República Catalana, saltándose la normativa del estatut de autonomía de Cataluña, la constitución española, las directrices de los letrados del parlament de Cataluña y acallando a la oposición, pero sirvió para consagrar el procesismo de cara al futuro para seguir tensando la cuerda, con la inestimable colaboración de Mariano Rajoy.

 

 

Partido único Vs Bloque único

El franquismo prohibió los partidos políticos, tenía la fuerza de la dictadura para mantenerlo así, sus gobiernos dependían de los militares, del movimiento nacional, de la falange y de la Iglesia Católica.

El Procesismo no tiene la fuerza de aquella dictadura, pero por otros medios ha conseguido fragmentar a los partidos de izquierda de manera que se les hace difícil acceder a los centros del poder catalán, aun así, lo sucedido los días 6 y 7 de septiembre de 2017 fue un acto de prepotencia antidemocrática contra todos los diputados que no pertenecían al “Bloque indepe”.

Este bloque indepe se viste de argumentos y leyes sociales, para intentar demostrar su transversalidad para luego dejarlas sin presupuesto y revertirlas como es el caso de la Renta Garantizada Ciudadana, “todo vale por la patria” es la premisa, según ellos, con la República Catalana todos los problemas estarán resueltos.

Nacional Sindicalismo Vs Nacional Sindicalisme

La Organización Sindical Española (OSE), conocida comúnmente como Sindicato Vertical o simplemente como Organización Sindical, fue la única central sindical que existió en España entre 1940 y 1977, durante el período de la dictadura franquista. Durante casi cuarenta años se convirtió en el único sindicato legal que estuvo autorizado. fundada en 1935 por Falange Española de las JONS (Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista).

El colmo de esta locura nacionalista actual retroalimentada en burbujas fuera de la realidad, es el intento de romper lo que queda de los sindicatos de clase, presentando listas electorales nacional-sindicalistas de corte “indepe” y a las órdenes de la ANC,  claramente como sindicato vertical, las últimas convocatorias de huelga política no les han dado los resultados esperados, por ello se presentan en las elecciones sindicales que se están desarrollando en estos días, para conseguir delegados propios en detrimento de los sindicatos de clase.

 

El silencio

La dictadura franquista provocó el silencio político en todos los ámbitos incluida la familia por miedo a la represión y a la cárcel, no se hablaba ni del pasado, de la II República, de la guerra civil ni criticar la falta de libertades, el silencio era dogma irrefutable.

En Cataluña el procesismo ha provocado el silencio en los mismos ámbitos, no ya por miedo a la cárcel pero sí por miedo a la exclusión o a las disputas entre amigos y/o familiares.

La solución, evidentemente ha de ser política y con diálogo, sin embargo, lamentablemente, el procesismo predica el diálogo pero ejerce la confrontación y el conflicto, quizás contra la derecha nacionalista española les iría mejor.

Es por eso que apelamos a todos nuestros adscritos y simpatizantes de Cataluña a hablar, a romper este silencio cómplice, a desmontar absurdos argumentos no discutidos por nadie, también lo hacemos a los del resto de España, sabiendo que el procesismo y el supuesto y falso derecho a la independencia ha calado en algunos sectores republicanos de corte estatal.

Luchemos por la III República federal y solidaria, que pueda dar marco legal a este problema territorial, por la lucha de clases, por la democracia participativa sin miedo a llamar las cosas por su nombre.

22 de Mayo de 2019

Izquierda Socialista Federal y Republicana